Posts tagged políticos

El accidente de Santiago, ¿un nuevo Prestige?

Es increíble la facilidad que tienen algunos para buscar culpables donde haga falta para favorecer a sus fines personales. Ya andan los políticos de la izquierda echándole la culpa a los recortes del accidente de Santiago. Puede ser, pero en todo caso sería responsabilidad de Rodríguez Zapatero, porque Rajoy no estaba todavía de Presidente del gobierno cuando se inauguró la línea.

Así que, como ese truco no les funciona, ahora quieren culpar a los servicios de emergencias o yo que sé ya, cuando está más que claro que la culpa es del maquinista. No quisiera estar en su lugar, pero el que la hace la paga. No podemos dejar que la empatía nos ciegue a la hora de ver la situación. Y sobretodo, por favor, dejen en paz a víctimas y familiares. Ya está bien. Un poco de humanidad.

Anuncios

Los comentarios están cerrados

¿Por qué voy a asistir hoy 9 de Junio a la manifestación de la AVT esta tarde?

Voy a contaros por qué pienso asistir hoy a la manifestación de la VCT contra el terrorismo. Bueno, siendo más preciso, contra el terrorismo y contra la política de negociación con lo terroristas y de aplicación de beneficios penitenciarios y de otro tipos.

1) Voy a asistir porque los terroristas de ETA siguen siendo eso, terroristas, asesinos despiadados. Porque han matado a cerca de 1000 personas, porque han destrozado la vida a otros muchos miles…
2) Voy a asistir porque siguen armados, preparándose en silencio para seguir matando. Porque no se han arrepentido, no han pedido perdón, no ayudan a la justicia a esclarecer más de 300 casos de atentados y asesinatos todavía pendientes, no pagan las indemnizaciones a las victimas, etc.
3) Voy a asistir porque no me gusta que los terroristas paseen por las calles, que se peguen sus fotos en las paredes de las tabernas, que se les equipare con las víctimas que han herido o matado. No me gusta que partidos políticos les amparen; que hablen de conflicto, de guerra, de ‘ambas partes…’
4) Voy a asistir porque no me gusta que extremistas radicales estén en las instituciones; porque no me gusta que acosen a los que no somos nacionalistas, porque no me gusta que en ciertos lugares España te miren mal y te acosen si no piensas como ellos, que no puedas hablar…; porque quiero que en mis ayuntamientos y edificios públicos ondee nuestra bandera, y que se cumpla la ley … (y el que no que lo pague…).
5) Porque no me gusta que mis gobernantes negocien de modo oculto con los grupos terroristas, les den privilegios, les saquen de las cárceles, les den subvenciones y todo tipo de ayuda. No me gusta que no se cumplan con ellos las leyes que nos hemos dado entre todos para la convivencia y la justicia.
6) Y voy a asistir porque creo en la re-inserción de verdad, en la del preso arrepentido profundamente en su corazón, pero no en la de ‘boquilla’ para negociar y ganar beneficios penitenciarios. Y porque creo que un gobierno no puede negociar con terroristas aunque sea para que se acabe dicho terrorismo; porque creo que hay un valor superior a eso, que se llama justicia, que se llama lealtad, que se llama principios democráticos…

… y por otras muchas razones parecidas, pero sobre todo por una. YO ESTOY Y ESTARÉ CON LAS VICTIMAS y no con los asesinos, ni con quien los ampara, ni con quien los mira con simpatía (hay pobres ovejas descarriadas!) y mucho menos con quien negocia con ellos.

Por todo esto, ¡yo estaré hoy en la Plaza de Colón de Madrid a las 6 de la tarde.

PPPC, Madrid 9 de Junio de 2012

Los comentarios están cerrados

Ser o no ser demócrata

Algunos, para qué vamos a negarlo, sentimos nostalgia de tiempos pasados cuando no existían las autonomías y España repetía aquello de “Una, grande y libre”. Algunos preferiríamos no tener tantos políticos viviendo de nuestro dinero y haciendo y deshaciendo leyes según su ideología. Pero los tiempos han cambiado y no se puede volver atrás, más que nada porque ya no existe el sentimiento generalizado nacional y católico. Algunos querríamos que la Iglesia siguiera participando en todos los actos sociales, pero ya no es así. Por supuesto, nos gustaría que nunca hubiera existido una despenalización del aborto en ningún caso.

Pero ahora no se puede pretender eliminar de un soplo el pasado reciente como si nada hubiera ocurrido en estos treinta años. Ni se puede suspender las autonomías, ni recuperar el patriotismo ni, mucho menos obligar a la gente a creer. Tampoco es posible eliminar toda ley del aborto, porque la contestación en la calle sería enorme. Y en este momento, España no se puede permitir desórdenes sociales. Bastante tenemos con intentar recuperar la confianza de los mercados y eso es incompatible con un país inestable debido a cambios necesarios, pero que deberán ser graduales.

Los comentarios están cerrados