Me cago en Willy Toledo y compañía

Como hay libertad de expresión y aquí todo el mundo dice lo primero que se le pasa por la cabeza, yo también reclamo mi derecho a insultar a ese actor y todos los de su calaña. Él ha insultado nada menos que a toda la hispanidad, que incluye más de trescientos millones de personas. También a la Virgen, lo cual supone mil millones más de agraviados en todo el mundo.

Quiero agradecerle a Frank Cuesta que haya dicho lo que tantos pensábamos, que si este señor prefiere Cuba y otros países semejantes, la puerta aquí está siempre abierta para que se vaya a donde más le guste. No es justo que los demás tengamos que aguantar sus exabructos, cada vez que se le cruzan los cables.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: