Premios Goya. La fiesta de la izquierda

Hace años que no veo la gala de los premios Goya porque ya sé lo que se puede esperar: un montón de correligionarios premiándose unos a otros y dejando al margen a los que no comulgan con sus ideas. Este año con Dany Rovira ha sido un poco más moderada, pero no podían faltar las blasfemias y los insultos gratuitos. La falta de educación es una constante.

No importaría si no fuera porque todos esos artistas son unos paniaguados que viven de las subvenciones del Ministerio de Educación al que tanto critican, porque si tuvieran que vivir de su trabajo lo llevaban claro… Y todavía se permiten criticar a Wert porque les han reducido su parte del pastel. No tienen vergüenza.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: