El islamismo radical y el choque de culturas

Cuando se abarca el tema de la inmigración islámica, siempre hay sectores de la izquierda que defienden la libertad por encima de todo, incluso de las leyes y la cultura del país de acogida. Ese buenismo es la semilla que ha traído la radicalización de los musulmanes. Cuando alguien dice que los inmigrantes deberían respetar las costumbres del país, se le tacha de xenófobo o de extrema derecha.

Sin embargo, el islamismo es mucho más que una religión. Es una cultura que en muchos casos mantiene a sus países en la Edad Media. Tampoco hay que rasgarse las vestiduras porque nosotros también hemos vivido esa época. Lo que ocurre es que ya la hemos superado. Fomentar la inmigración, como se ha venido haciendo, supone provocar un choque de culturas, cuyas consecuencias estamos empezando a vivir.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: