20N. La guerra civil española entre el fascismo y el comunismo

Aunque muchos lo nieguen, los hechos demuestran que el gobierno de la Segunda República tenía la intención de proclamar una república socialista al estilo soviético. De hecho, llevaban ya meses en conversaciones con la Urss y poco después le enviaron el oro del Banco de España. Sus simpatías eran más que evidentes. Eso, y la persecución implacable contra los cristianos, fue lo que provocó la guerra civil.

Así que realmente se trató de un enfrentamiento entre fascistas y comunistas, en el cual se implicaron muchas personas sin ideología clara, pero que se vieron envueltos por sus circunstancias personales. De manera que, pretender setenta y cinco años más tarde que se trató de un golpe de estado contra un gobierno democrático es querer disfrazar la realidad.

Pasará mucho tiempo, pero los libros de historia acabarán reconociendo que España se vió inmersa en la lucha entre las grandes ideologías del siglo XX y la cortedad de miras de muchos hizo que lo convirtiéramos en algo personal, hasta el punto de acabar en un enfrentamiento entre familias, amigos y pueblos, que nunca debió haber tenido lugar.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: