La ruptura de Cataluña

Lo peor del proceso soberanista catalán no es si consiguen o no realizar el referendum. Lo peor es la división interna que se ha creado en Cataluña y respecto al resto de España. Igual que sucedió en Escocia hace poco, una sociedad tranquila y acogedora ahora se ha dividido en dos y andan literalmente pegándose por las calles. Nunca volverá a ser lo mismo que antes de que a algún iluminado se le ocurriera plantear la excisión del Reino Unido.

Así Cataluña tampoco volverá a ser el lugar cosmopolita que era, aunque sólo sea por la animadversión que ha provocado en el resto de España. Me imagino que sus ventas de productos y servicios ya estarán notando la diferencia. Las heridas del secesionismo tardarán mucho en cicatrizar, pase lo que pase el día 9 de noviembre. España tampoco volverá a ser igual.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: