No se puede ser cristiano y abortista

Me temo que hay bastante gente que va a misa habitualmente y luego no se oponen al aborto o incluso lo defienden. Eso es una contradicción patente. Un cristiano defiende la vida en toda circunstancia como hizo Jesucristo. Un cristiano considera que todos los hombres son hermanos y que nadie puede decidir quien merece o no vivir.  Un cristiano no justifica nunca la muerte provocada.

Por tanto, si te consideras católico e incluso vas a misa algún domingo no puedes defender el aborto. Más vale que dejes de ir a misa inmediatamente. Porque además abortar es un pecado mortal. Pero no hace falta ser creyente para comprender que acabar con la vida de un niño no nacido es un crimen y no existe justificación alguna para admitirlo. No existe el derecho a matar a tus hijos.

Acude mañana 21 de septiembre a la Marcha por la vida.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: