Podemos: tormenta de verano

Algunos están ya echando las campanas al cielo declarando que Podemos va a ser la tercera fuerza más votada en las elecciones municipales. Yo creo, o quiero creer que se equivocan, que Pablo Iglesias no fue más que la respuesta a una rabieta colectiva por culpa de los casos de corrupción en los partidos tradicionales y en el las instituciones públicas. No tiene nada nuevo que ofrecer.

Pues no hace falta escarbar mucho para encontrarle el plumero a esta formación política, heredera de Chávez y de su bisabuelo Lenin. Y la gente no es tan tonta, creo yo, como para no verle las orejas al lobo por mucho que se disfrace de quinqui. Que la gallina de los huevos de oro hace mucho tiempo que está ya muerta y enterrada, o mejor dicho, embalsamada, en Rusia.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: