Podemos se quita la piel de cordero

No ha hecho falta mucho tiempo porque la nueva formación liderada por Pablo Iglesias empezara a demostrar de qué pie cojea. Muchos ingenuos les votaron llevado por las buenas palabras de solidaridad, en contra de los desahucios y de la pobreza, pero ya se veía venir que no es oro todo lo que reluce. Las simpatías marxistas eran evidentes para quien quisiera verlas.

Empezando por sus proclamas políticas en el 22M y siguiendo por su programa electoral, donde leyendo entre líneas se puede ver su rechazo a la propiedad privada, a la libre empresa y a los acuerdos con Europa. Podemos es un vástago de la dictadura venezolana, disfrazado de buenas intenciones; sólo una secuela más de la vieja historia de Marx y lenin.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: