Europa vota a los extremistas

En España hace tiempo que tanto la izquierda como los nacionalistas estaban alimentando a los más extremistas entre sus filas. No se daban cuenta de que, ya puestos a ser extremistas, tenían la opción de votar a otros partidos. Así que se puede decir que les ha salido el tiro por la culata y no seré yo quien lo lamente. Se lo han buscado.

Pero por otra parte el Partido popular no ha sabido contentar ni a unos ni a otros, ni al ala de centro ni a la derecha. De ahí que el voto se haya dividido entre múltiples opciones perdiéndose al final. Lo que más me preocupa es el ascenso de Podemos, ya que es un formación sin ideas claras salvo el populismo y el marxismo, y no se sabe qué se puede esperar de ellos.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: