La Constitución de todos

Les guste o no a algunos la Constitución española fue aprobada por consenso de los partidos democráticos y refrendada en referendum nacional. Cualquier modificación sustancial tendría que tener de nuevo mayoría parlamentaria y referendum de todos los españoles. Así que intentar romper el melón constitucional no deja de ser un ejercicio inútil.

Además de demagógico, porque los mismos que lo promueven no tienen nada claro en qué consiste el cambio que quieren introducir. Tal vez todavía no se han enterado de que los países federales tienen en la práctica menos contrapartidas que nuestros estados autonómicos. Puede que interesara hacerles caso y que lo comprueben ellos mismos.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: