Llegó la hora de definirse en Cataluña y en España

Y en el País Vasco.  Durante muchos años ha estado de moda jugar a dos bandas. Considerarse nacionalista de cara a la galería pero mantener la mano abierta para recibir el dinero del estado. Considerarse conservador, pero hacer la vista gorda ante las leyes que atentan contra la familia y la vida en España. Intentar quedar bien con todos y no quedar bien con nadie.

Pero esos tiempos afortunadamente han pasado. Llegó la hora de que cada cual se defina sobre de qué lado está. Los catalanes y vascos tendrán que decidir de una vez si prefieren quedar bien con sus paisanos o seguir sus sentimientos. Los votantes conservadores tendrán que aprender a dar la cara por la clase de sociedad que realmente desean. Ya iba siendo hora.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: