Otoño caliente

Los de siempre están empezando a caldear el ambiente para que la gente, la masa, salga de nuevo a las calles a reivindicar reformas imposibles y de paso a insultar y amenazar a personas particulares. Por una parte, los criminales que  acosan a Cristina Cifuentes en el hospital, por otra los cobardes que insultan a Teófila Martínez en internet, son dos caras de la misma moneda.

Y ahora esos autoproclamados salvadores del mundo, Anónimus, amenazan con revelar información contra el PP.  Aunque la tuvieran, está claro que no la iban a utilizar nunca contra el Psoe o Iu. No se muerde la mano que te da de comer. Dudo mucho que tengan pruebas sobre algún asunto turbio, pero el lugar para mostrarlas siempre sería los tribunales, no la red.

Se trata una vez más de encender los ánimos a base de medias verdades, bulos e infamias para crispar a la gente. Luego, de las consecuencias se lavan las manos todas las partes interesadas, incluidos diarios, televisiones e internet.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: