Francia defiende la familia natural

Frente a la campaña organizada por el lobby gay en todo el mundo, países con gran cultura y tradición cristiana siguen firmes en su defensa del matrimonio heterosexual. Eso no quiere decir que sean homófobos o como quiera llamarse, sino que comprenden que un niño debe criarse a ser posible con sus padres, o si no con alguien equivalente a sus propios padres, empezando por su sexo.

Los resultados del experimento social consistente en dejar que los homosexuales adopten niños ya se están empezando a comprobar. Jóvenes con problemas de identidad personal y sexual. Personas sin referentes familiares y con traumas psicológicos que los acompañarán el resto de sus vidas. Aún estamos a tiempo de evitarlo para las generaciones futuras.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: