25 A. Otra vuelta de tuerca más

Los anarquistas quieren tomar las calles el próximo jueves y sitiar el Congreso de los Diputados, como si esto fuera Grecia. No se les puede permitir de ninguna manera que sigan creyéndose los dueños de los espacios públicos y menos aún que amenacen la legalidad vigente. Sin embargo, ellos esperan una reacción violenta para colocarse en el papel de víctimas que tanto les gusta.

Por ello el Gobierno ha de tener buen cuidado de que queden suficientes pruebas de las acciones de esos individuos para que justifiquen la reacción policial. Sin embargo, lo triste es que haya tanta gente en España todavía dispuesta a dejarse engañar y acudir a esa clase de concentraciones, en las cuales invocan la libertad los mismos que nunca han creído en ella. Cachorros de Marx.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: