Y de repente soy madre, de un hijo abortado

Bimba Bosé, la sobrina del cantante, ha publicado un libro sobre su experiencia en la maternidad de dos hijos. La cosa no tendría nada de especial si no fuera porque ella misma reconoce que abortó voluntariamente cuando tenía diecinueve años. Es decir, que nos habla sobre lo maravilloso que es ser madre una mujer que ha matado a su hijo mayor. No sé qué credibilidad podemos darle a esto.

Comprendo que el mercado editorial es muy jugoso y el dinero no le viene a nadie mal, pero no me explico cómo su conciencia le permite escribir sobre su experiencia como madre; sabiendo que, como bien dice Esperanza Puente, ella ya fue madre de un hijo muerto, del niño que ella misma eliminó porque no le venía bien en ese momento, ignoro con base a cuál supuesto de la antigua ley.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: