El intento de desestabilizar a España

No es nada nuevo, es una estrategia tan antigua como el tiempo. Cuando una ideología no consigue acceder al gobierno por medios legales o pacíficos, intenta desprestigiar a los que lo han conseguido, incluso si eso supone desprestigiar a su propio país ante el resto del mundo. Porque para los extremistas, el fin siempre justifica los medios. De ahí lo que estamos viendo en España desde que ganó el Partido Popular con mayoría absoluta.

Lo que no tienen nada que hacer en las urnas, afirman con todo el descaro que lo que ocurre es que el sistema no funciona y hay que empezar desde cero. Claro, para ver si ganan algo. Con esa estrategia, por desgracia, ganan muchos seguidores, los cuales no tienen ni idea de con quién están jugando. Porque el acoso al sistema se llama anarquía y el cambio que desean se llama marxismo. Ya está todo inventado.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: