Educación pública ¿de calidad?

Estaba en la sala de espera del médico y una mujer aprovechó para contarle a la recepcionista sus cuitas como profesora de centro público. Decía que estaba muy agobiada de trabajo, que faltaba personal. Lo decía al aire para quien le pueda interesar… Sin embargo, yo recuerdo que en mi clase éramos cuarenta alumnos con un profesor y todos aprobamos el bachillerato. Ahora son veinticinco con ayudas y no aprueban.

Creo que el problema no es que no tengan interinos para afilar los lápices de los niños. La causa del fracaso del sistema educativo es mucho más profunda y empieza por la falta de interés de los profesores funcionarios, que sólo desean acabar su jornada cuanto antes y marcharse a casa. No se trata de aumentar el personal, sino de aumentar la eficacia y enseñar la cultura del esfuerzo.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: