La homosexualidad es una desgracia

En todos los medios, incluido diarios teóricamente conservadores, se felicitan del nuevo hijo que ha “creado” Elton John con su pareja homosexual. Para empezar sólo puede ser hijo biológico de uno de los dos, si lo es. Ese niño tiene una madre a la que nunca conocerá y otra que lo ha llevado en su seno para luego venderlo. Es un desgraciado, como su hermano. Un candidato al psiquiatra de por vida.

Eso sin tener en cuenta que se va a criar con una pareja homosexual, careciendo del entorno adecuado para un desarrollo psicológico correcto. Además, probablemente conviva más con sus cuidadoras que con su presunta familia. No es algo parar celebrar. Es una desgracia más que el mundo acepta porque los protagonistas son ricos y famosos. Lo siento mucho, chicos.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: