Muere el genocida Santiago Carrillo

Nos toca una vez más tragar bilis oyendo los elogios infundados hacia el presidente del partido comunista de España. Una persona que quedará en los libros de historia como el responsable de la masacre de Paracuellos del Jarama. Pero se supone que contribuyó a instaurar la democracia en España. Sería contra su propia voluntad y porque no encontró otra opción, ya que lo que realmente deseaba era convertirnos en una república socialista.

Ése y no otro fue el objetivo del gobierno del Frente Popular y la razón por la que se produjo el alzamiento nacional, para evitarlo. Los defensores de la democracia, por tanto, eran los nacionales. Estoy asqueada de tener que oír siempre la otra versión de la historia, cuando todos los hechos la refutan. Pero ya es el colmo que se quiera honrar la muerte de un criminal que nunca se arrepintió de sus actos.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: