Hoy soy musulmana. No a la blasfemia

Estamos hartos de soportar en occidente que cualquier gracioso con afán de notoriedad se permita insultar a los cristianos e incluso le den premios como ha ocurrido en el Festival de Venecia. Luego hay quien se crece y cree que puede hacer lo mismo con los musulmanes. Comprendo la indignación del pueblo egipcio y me solidarizo plenamente con ellos.

No hace falta ser musulmán para entender lo que deben sentir. Es como si te mentan a la madre en público y encima sabes que alguien se está enriqueciendo con ello. Una sociedad civilizada no puede permitir que se insulte impunemente a varios miles de millones de personas. Exijo justicia. Si no encausamos a los responsables no podremos luego lamentar las consecuencias. Nos hemos buscado lo que tenga que pasar.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: