Por un mundo mejor, con Cáritas y Manos Unidas

“Cuando el poder del amor sea más grande que el amor al poder, el mundo conocerá la paz.”
Jimi Hendrix

Me parece una frase muy acertada. Por desgracia, desde los gobiernos e instituciones internacionales no se suelen practicar políticas guiadas por el amor a la humanidad, sino más bien por intereses egoístas y luchas de poder.

Afortunadamente, existen Ongs. como Cáritas y Manos unidas, basadas en el esfuerzo desinteresado de voluntarios, religiosos y seglares. Éstos sí que fundan su labor en el poder del amor y, de ese modo, consiguen mucho con muy poco. Aquellos que tanto critican el dinero que recibe la Iglesia deberían estar satisfechos con saber que esos fondos no pueden estar en mejores manos, porque realmente están ayudando a conseguir un mundo mejor.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: