1 de Mayo. San José obrero

Tal vez estaría bien recordar que el llamado día del trabajo es, ante todo, el día en que recordamos que el padre de Jesús fue un carpintero. Una persona humilde y responsable que nunca se metió en problemas. Cumplía con su deber para mantener a su familia y no sabemos que se quejara de su suerte. Tener un trabajo hoy en día también debería ser motivo de alegría y no de frustración. Sin embargo, los sindicatos lo han convertido en una excusa para la crispación social.

Más aún ahora que gobierna la derecha y por tanto se supone, según las normas de la modernidad, que quieren perjudicar a los obreros y favorecer a los patronos. Sin embargo, la realidad en España es que cuando ha gobernado el PP es cuando la clase media y baja han estado en mejores condiciones con diferencia. No por disfrutar de más subvenciones, sino por tener la posibilidad de disfrutar de un trabajo digno y bien remunerado.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: