¿Una solución para el País Vasco?

Soy de los que desearían que todos los etarras cumplieran sus penas íntegras y algunos no salieran nunca de la cárcel. No pienso olvidar a las casi mil personas que fueron asesinadas por estos criminales. Me gustaría que fueran vencidos, humillados y rechazados por todos. Pero las cosas no funcionan así, por desgracia. En su tierra siguen contando con muchos apoyos y el hecho de ser considerados como víctimas les da un poder extra.

Por tanto, no me parece tan mal la idea de Rajoy, quien, después de todo, ha asistido a más funerales a causa de eta que yo, o muchos otros. Sabe que hay que encontrar una solución alternativa que no choque con la soberbia del pueblo vasco. Realmente, a mí me parece inocente pensar que un asesino capaz de matar a alguien por la espalda o poner una bomba sabiendo que pueden morir niños vaya a aprender algo de un cursillo de buena conducta…

Pero nadie ha hablado de reducir las penas de cárcel, ni de indulto. Frente a lo que maquinaba el Psoe esto me parece un camino intermedio. Comprendo que las víctimas no estén de acuerdo; yo tampoco lo estaría. Pero a veces la realidad es más tozuda que el sentido común o la justicia. Es necesario desvincular a todas esas personas de sus organizaciones criminales. Tal vez uno de cada cuatro lo haga sinceramente, pero es mejor que nada.

También cuando EE.UU. decidió financiar la reconstrucción de la Alemania nazi muchos les criticaron, con razón. Sin embargo, el tiempo ha demostrado que fue la mejor solución a largo plazo: ganaron un amigo muy valioso. La humillación del adversario sólo trae más rencores. Al fin y al cabo, se supone que un buen cristiano tiene que ser capaz de perdonar setenta veces siete, o al menos tiene que intentarlo.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: